miércoles, 28 de noviembre de 2012

¡Pon un culotte en tu vida!

El lunes fui a mi primera clase de ciclo indoor. El martes no me podía sentar.

Hoy he vuelto a enfrentarme a 45 minutos de tortura al pedal. Pero hoy, a diferencia del otro día, llevaba un aliado: ¡mi nuevo culotte! Si si, reiros, como se nota que no habéis pasado por ese sufrimiento.

Y yo me pregunto, así a lo Carrie Bradshaw: ¿quién inventó esta modalidad de deporte? o más concretamente, ¿quién inventó esos instrumentos de tortura a los que llaman bicicletas para spinning? Porque esa es otra... el que lo inventó, que me he estado informando, lo llamó spinning. Más adelante, así por generación espontánea y para que pareciese que un gimnasio era más cool que el de a lado, un genio del marketing deportivo creó el ya manido término de "cycling" (no tuvo que estrujarse mucho la sesera ¿eh?). Y ahora, en la era moderna de las clases de cualquier gimnasio que se preste lo que se imparte es "ciclo indoor". La diferencia entre una y otras a mi modo de ver y entender es ninguna, pero si alguien tiene mejores fuentes que yo que por favor comparta conmigo su sabiduría, soy todo oidos para semejante conocimiento.

La cosa es que uno llega a su primera clase de esto de andar en una bici que no se mueve. Luz tenue (¿?), muchos aparatos de tortura repartidos por el aula y la música a todo meter. Lo primero y lo más importante, tienes que colocar TU bici para que se adapte a ti. El sillin más o menos a la altura de la cadera, el manillar tiene que tener una distancia al sillin equivalente a la longitud desde tu codo hasta la punta de tus dedos de la mano, la altura del manillar la debes regular en relación a...¿pero aquí se viene a hacer deporte o a explicar la teoría de la relatividad? ¡que follón! Al final acabas colocando el sillin, el manillar, el pedal y la madre que los compro a todos como buenamente puedes y por fin te subes en la bici. ¡Espera! ¡La rueda de la resistencia! Faltaría más hombre, la rueda de la resistencia y yo con estos pelos... 

Empieza la clase. El profesor intenta motivarnos. ¡hoy vamos a hacer una clase de alta montaña! ¡A darle caña! (Miedo, mucho miedo. Que yo acabo de empezar en esto, ¡oiga!) Calentamiento relativamente suave, poco a poco va subiendo la intensidad, el profesor va tomando posiciones, se va motivando al ritmo de Queen-chunta-chunta, dándolo todo, ahí ahí, ¡daleee! ¡levantate! ¡más rápido, más rápido! ¡tu puedes, no decaigas ahora!, ¡esta subida es tuya! ¡sube la intensidad de la resistencia, dos puntos al menos! ¡vamos vamos, con energía! Oye y parece que los gritos funcionan. Te motivas, pedaleas y empiezas hasta a pasártelo bien. ¡Estas disfrutando!

Y en ese momento de adrenalina y felicidad, cuando te crees el rey del mundo de la bicicleta, capaz de subir el Everest si te lo ponen delante, empiezas a notar un dolor persistente en ese lugar donde la espalda pierde su casto nombre. ¿por qué de repente este sillín es taaaaan incómodo? No encuentras como sentarte, no hay manera. La parte buena es que de algún modo te ayuda a llevar mejor la clase, sobre todo cuando hay que pedalear de pie. Yo con tal de no tener que sentarme otra vez como si tengo que pedalear con los dientes. El tiempo no pasa, miras insistentemente el reloj de pared que tienes enfrente y parece que los minutos y los segundos no avanzan. ¡Arriba! ¡Más intensidad! ¡Estamos llegando a la cima, ya casi ha pasado lo peor! ¿Pero este tío no se cansa nunca? ¡Vamos vamoossssss!

Llega el final de la clase. Después de los estiramientos de rigor te bajas de la bici. No sientes nada, pero te duele todo. Si, vale, contradictorio pero es así. Pruébalo y me cuentas. Es entonces cuando tu amiga te comenta la existencia de los culottes. Funcionan y tienen la llamemosla "zona sensible" mullida para que no sea tan incómodo. Es una opción, piensas.

Al día siguiente te levantas y te notas raro al andar. Preparas el desayuno y te sientas a la mesa. Horror. Dolor. Odias ese taburete de la cocina. Te vas a desayunar al sofa. Más tarde sales de casa sin perder un minuto directo a la tienda de deportes. ¿¿Culottes para la bici tiene, por favor??

viernes, 23 de noviembre de 2012

La agonía de buscar un empleo en internet.

La búsuqeda de empleo, ese gran entretenimiento de los parados de este país...

Cuando estas parado normalmente cada día te sientas delante del ordenador a hojear las ofertas de empleo. ¡Vamos a ver si encontramos algo interesante hoy! Si, nos autoengañamos bastante, pero se trata de no perder la esperanza, ¿no? Pues eso. Abrimos los buscadores de empleo más conocidos, que parece que por eso de tener un nombre nos van a ofrecer lo mejor de lo mejor, la crème de la créme de las ofertas del día. Otro engaño, si. Aún así lo miramos. Masoquistas nos llaman.

Echamos un vistazo a las ofertas, que ya nos conocemos de memoria porque se repiten día tras día. ¡Un poco de novedad por favor, ni que estuviesemos en crisis! 

El siguiente paso es comprobar el estado de tus candidaturas. Yo lo llamo el "me quedo como estoy". Y es que ahí siguen, como las dejaste el día anterior, la semana anterior, el mes anterior... solas, tristes y abandonadas. Tienen más polvo las pobres que la casa de la familia Monster. 

Aunque a veces, de vez en cuando, un rayo de luz entra por la ventana de tu cuenta personal de Infojobs. CV leído. Usted ha sido incluido en el proceso de selección. ¡Eureka, victoria! ¡Alguien me quiere! ¡Voy a tener un trabajo! Todo eso a voz en grito por casa mientras bailas la danza de la alegría. Esa es tu esperanza, te agarras a la oferta como un clavo ardiendo. No sabes ni de que iba, pero te da igual. La lees y posiblemente no encaje para nada contigo, pero es trabajo. El mecanismo de tu cerebro de parado comienza a maquinar, y tras unos procesos que no sabes ni como se producen, esa oferta acaba siendo perfecta para ti y se convierte en tu mantra, tu objetivo a seguir, ¡el trabajo que has buscado siempre! La desesperación es muy mala, si.

Ese día vuelves a revisar el estado de tus candidaturas una vez, dos, siete...pero nada cambia. Miras el teléfono, te lo llevas contigo hasta al baño, y nada. Al día siguente lo mismo. Y al siguiente, al otro y al de más allá. Ese click verde de ok empieza a mirarte mal. A la semana siguiente todo igual. Al mes siguiente lo mismo. Vuelves a leer la oferta. "Bah, si ni siquiera me interesaba". Ya no hay danza de la alegría ni gritos de jubilo. "Ese trabajo no tenía nada que ver conmigo, no se porque me había inscrito" 

Te dices que nunca más te volverá a pasar, que buscarás otras maneras, otras vías de encontrar un trabajo. A la mañana siguiente te vuelves a sentar delante del ordenador, más por inercia que por otra cosa. Vuelves a entrar en la misma página de empleo, porque "en algún sitio hay que buscar". Vuelves a encontrarte una oferta de empleo que ni te convence ni te encaja. Pero ahí esta ese botón. "Inscribirse en la oferta". Y casi sin darte cuenta el puntero del ratón está pinchando sobre el... 

Vuelta a empezar, vuelta al bucle, vuelta a la agonía... 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Historias de un mostrador

Hace un par de meses más o menos, me embarqué con un par de amigas en una aventura bloguera que poco a poco va tomado forma. Nos queda mucho camino aún, y al ser cosa de 3, y de 3 que además tienen ocupaciones y vidas diferentes parece que cuesta un poquito más arrancar. Esperamos que disfrutéis leyéndolo tanto como nosotras escribiéndolo para vosotros.. Aquí os dejo el enlace a la última actualización. 

lunes, 5 de noviembre de 2012

De donde vienes...manzanas traigo, o como resumir el 2012 en un oficina de turismo.

Visto el éxito de mis aventuras y desventuras a lo largo de este año vagando por las oficinas de turismo de esta nuestra comunidad autónoma, he decidido hacer un post recopilatorio con todos los momentos estelares vividos estos últimos meses.

Como siempre y ante todo, dejar claro que para nada se trata de reirse de la gente sino CON la gente, que son cosas diferentes. Soy la primera que cuando viaja más de una vez y dos la ha liado parda...pero ese ya es otro asunto jejeje.

Empezando por el principio, en enero de este 2012 en Laredo city, hasta la última a mediados de septiembre en Santillana del Mar, aquí tenéis una a una mis anécdotas turísticas (y no tanto) preferidas.

Laredo, 3 de enero:
Mi compañero de oficina acaba de confundir Queen con Michael Jackson. Ahí lo dejo.

Laredo, 4 de enero:
Nivel de frikismo de esta oficina: el amigo y la amiga que tengo aquí de compañeros estan discutiendo si el limón es un cítrico o una fruta. 

Las venas decis que me las deje largas, ¿¿¿no???

Laredo, 1 de febrero:
Amos a ver... si ves que en el cartel de la puerta dice bien grande OFICINA DE TURISMO, ¿de verdad crees necesario preguntarme si es aqui donde se renueva el carné de identidad??? Empezamos bien la mañana! :P

Laredo, 8 de febrero:
Record de asistentes en lo que va de día en la oficina: 0. Las tardes ultimamente son en blanco, así que creo que ya se cual va a ser la estadística de hoy...

Laredo, 15 de febrero:
Niña, y ¿tu no me puedes dar todos los folletos que tengas, así en general, de cosas? 

NO WORDS

Laredo, 23 de febrero:
Ver para creer... esto de los grupos es la caña! Me pide un señor un folleto porque ha visto a otro coger el mismo y se pone a leerlo AL REVÉS todo concentrado y me dice "muy bonito y muy interesante todo, si". No se si reirme o llorar. :/
--------
Hoy, festival del humor en la oficina de turismo de Laredo, oigan. Señores de Burgos que me discuten que Rasines es un pueblo costero. Gracias mil a quien invento los mapas.

Laredo, 18 de marzo:
Ayer me levante de la silla 5 veces y hoy ya llevo 2 porque la gente no sabe abrir una simple puerta. Señores, si en el horario que tanto miran pone que la oficina esta abierta y se ve luz en el interior... lo mas normal es que piensen que esta cerrado, claro.
Paciencia hay que tener...

Laredo, 20 de marzo:
Señoras que te llaman para preguntarte si tu oficina organiza excursiones de día. Le contestas que no y te pregunta que porque. ¿?
Me ha pedido el horario de las tardes, para pasarse un rato a ver si le organizamos algo, buscándole autobús y donde ir y que visitar y eso, a pesar de que le he dicho que NO lo hacemos. Esta tarde la tengo aqui fijo. 

Señor llévame pronto...

Unquera, 2 de abril:
Mi ordenador de la oficina vuelve todas las mañanas al 2001, a las 23:03 de un día cualquiera de un mes cualquiera. Y así vivimos los dos, en bucle. :P

Visita grupo Laredo, 21 de abril:
Señoras que te preguntan si no tienes tu para venderles una estampita de la virgen de Laredo. Señoras se ofenden porque les dices que no y ponen cara de "no me lo explico". #quehehechoyoparamereceresto #estotambiendaparaunlibro

Aerouperto Santander, 3 de mayo:
Taxistas que se meten en mitad de una explicación a un turista para "corregirte" e intentar ganar una carrera. Ya lo que me faltaba... que vuelva que veréis donde lo mando...

(se ha quedado con las ganas, por cierto, que el chico tenía coche :P)

Santander, 5 de mayo:
Escuchar a la chica y el chico de prácticas comentar que la canción de Kiko Rivera es cojonuda y mola un montón. Querer llorar bajito. Este día ya no lo arregla nadie...

Santander, 13 de mayo:
Gente maleducada la hay en todas partes. Señora que ve que estoy atendiendo a unos chicos ingleses y no hace más que interrumpirme para que la atienda a ella. Cuando se van los chicos va y me dice: "es que yo soy de aqui". Sin comentarios.

Aeroupuerto Santander, 18 de mayo:
Taxistas que te miran mal por mandar a la gente a Santander en bus y no decirles que vayan en taxi. Os podéis hacer una idea de lo que me preocupa.
-------
Y para acabar la tarde viene una chica alemana subnormal a ponerme verde porque en el aeropuerto no hay wifi y porque le parece vergonzoso que no la recomiende un hotel y se lo reserve. De hecho la payasa de ella me dice: ¿y entonces que es lo que hacéis vosotros aqui si no servis para nada?

Y lo de subnormal no es gratuito, es que la amiga tenía el vuelo para ayer y ha venido hoy al aeropuerto, así que EVIDENTEMENTE no puede volar. A ver quien es mas corta de las 2 BONITA.

Que a gusto me acabo de quedar, oye.

Santander, 27 de mayo:
Señor de posada rural que duda de que una OFICINA DE TURISMO este trabajando un domingo (WTF???) y que te dicen que seguro que les quieres timar porque el tiene amigos funcionarios y los domingos ninguno llama para nada oficial.

Y además, que que poca vergüenza que alguien llame a una POSADA RURAL a estas horas, cuando el esta preparandose para las comuniones.

Si es que yo ni vergüenza ni nada... ya me vale...

Santander, 30 de junio:
Señores que te piden un plano de Santander porque no lo tienen y lo necesitan. Señores a los que les sobresale el plano de Santander que SI que ya tienen del bolsillo de la camisa. Picardía, hombre, picardía!! :P

Unquera, 8 de julio:
Señoras estiradas que vienen a que les digas donde se compra el famoso queso de Pesués. Tipo Cabrales y muy rico, de aqui de toda la vida vaya. Y a estas horas quien discute con ella...

Unquera, 18 de julio:
Señoras que se meten dentro del mostrador "a echar un vistazo a los folletos que tienes y a coger los que me interesan". Señoras a las que no les parece demasiado bien que les digas que eso no se puede hacer.

Pero vamos a ver, ¿para que piensa la gente que estoy yo aqui plantada? ¿Decorando la oficina? Y encima con muy mala educación, que es lo peor. ¡que esto no es un self-service, COÑO!

Unquera, 19 de julio:
"Buenos días, ¿la guía del verano la han recibido ya?" Si, aquí tiene. "Vale, pero algo más donde vengan también todas las fiestas de Cantabria y esas cosas?"

o_O Ahora quiero llorar bajito.

Unquera, 24 de julio:
Señor y señora que quieren ir a Potes y Picos de Europa pero a los que no les gustan y hasta les asustan las carreteras de montaña. Y me preguntan que como lo hacen, que si no hay una carretera más recta... O_o
-------


Unquera, 29 de julio:
Vaya tarde llevo... varias personas ya que vienen y me dicen que ni me levante, que ya cogen ellos los que necesitan. Este último señor hasta me ha pedido que me apartase para ver bien todos los folletos... y muy amablemente le he contestado que es que para algo estoy yo aqui. No os creáis que me ha hecho caso, que el educado señor ha seguido a lo suyo. 

Paciencia Isabelita, paciencia...

Unquera, 31 de julio:
Acaba de venir un señor a preguntarme por los trenes de vía estrecha O_o 
Que dice el buen hombre que con ese nombre se imagina que serán trenes chiquititos, y que a ellos les hace gracia hacer una excursión en ellos ya que están acostumbrados a los trenes "normales".
Ha debido notar mi cara de "no doy crédito", porque me ha dicho: claro, para ustedes es lo normal, pero a nosotros nos hace ilusión hacer una excursioncita, que debe ser peculiar viajar en ellos.

Sin palabros.

Unquera, 9 de agosto:
Señores que me dicen que si yo estoy segura de que Unquera sigue siendo Cantabria o no estaremos ya más bien en Asturias. 
Pasapalabra...

Unquera, 12 de agosto:
Señor que quiere dar una vuelta en coche por arriba, por los Picos de Europa. Si hombre si, de Horcados Rojos al Naranjo de Bulnes han hecho una carretera solo para usted, para que lo disfrute. Endeverdá...

Unquera, 13 de agosto:
Señora que entra y me dice: "Esto tu no lo vas a saber, que no tienes porque, pero por si acaso. Una farmacia de guardia por aqui?"
YO: Pues no señora, no le se decir. Eso imagino que pueda mirarlo en la puerta de la farmacia más cercana que lo suelen poner, o en el periódico a lo mejor, no se..."
SEÑORA: "Ah, que no lo sabes????????? Pues dejame el periódico a ver si viene"
YO: No tenemos periódico
SEÑORA: O sea que ni lo sabes ni tienes periódico. Y que hacéis aqui?

Lloro bajito una vez más.
------
Seriously..¿la gente que ha desayunado hoy?
Señoras (2 en concreto) que me dicen que que pueden hacer por aqui, que no les apetece ni playa ni montañana ni visitar nada en especial. O_o

Señor llevame pronto...

Unquera, 14 de agosto:
Señoras a las que les da miedo abrir una puerta. Así como os lo cuento. Se que os puede parecer que exagero...esa es la parte triste, que no, que tan real como la vida misma.
La buena mujer haciendo aspavientos en la calle y yo haciéndole señales para que entrase. Así un rato hasta que se ha atrevido a tocar la manecilla de la puerta, abrirla y entrar. Y toda feliz me dice "Ah, que se podía abrir la puerta!!!"

Como somos en Cantabria oye, que hasta tenemos puertas que se abren. 

He decidido dejarla abierta el resto de la mañana, por mi salud mental y eso.

Unquera, 20 de agosto:
Aunque os pueda parecer increible, os juro que me ha vuelto a pasar lo de la puerta. Una chica que la mira, me mira a mi y me pone cara de "¿que hago?" He tenido que salir a abrir yo.
Addjunto foto de la puerta por si alguien me lo puede explicar porque yo no llego.

Es que ya me aburro hasta de llorar bajito.
------
Y tercera vez, TERCERA que entra un señor a decirme que si de verdad estoy segura de que no tengo un plano de Urdón y otro de Tresviso en el que marquen los parkings que hay. Y encima se va mosqueao y me pone mala cara. FLIPO. 

Tres subterráneos para usted excavados en la roca... señor llévame pronto...

Unquera, 22 de agosto:
Ojo al dato: Señores y sus dos hijas que me piden información de Cantabria y después de dársela la señora me dice: "bueno siga atendiendo que ahora ya entro yo ahí y cojo lo que me interese". Yo: "señora, no puede hacer eso, se los tengo que dar yo". Señora: "¿y eso por qué, porque tienen algún coste o porque lo dices tu?. Yo: "no señora, son gratuitos pero para algo esto yo aquí, mi trabajo es este".

Y creo que he sido bastante educada, bastante más que ella al menos.
------
Señora que quiere comprar semillas de abedul y no entiende que aquí en Unquera no tengamos "jardilandias". Os podéis imaginar la cara que se le ha quedado cuando le he dicho que que yo sepa de eso tampoco hay en el resto de Cantabria.
Os quejaréis de como os amenizo la tarde...

Unquera, 24 de agosto:
Señora que viene ayer por la tarde a pedirme un póster del Desfiladero de la Hermida porque le gusta mucho y lo quiere. Señora a la que le digo que precisamente del Desfiladero no tenemos. Señora que me dice que a ella le ha dicho el del hotel X y el del bar Y que aqui lo tenemos que tener. Señora a la que le digo que como ya he dicho anteriormente, precisamente ese no lo tenemos.

Señora que vuel
ve hoy por la mañana a pedirme un póster del Desfiladero de la Hermida. Señora que pone cara de poker al verme detrás del mostrador. Señora que me cuenta que a ella le habían dicho que hoy estaría aquí la hija de Nestin y que ella seguro que se lo daba. Señora a la que le vuelvo a repetir que ese póster no lo tenemos y aún así se va refunfuñando.

Señora que seguro vuelve otro día a pedir un póster del Desfiladero de la Hermida porque le gusta mucho y lo quiere.

ME DA IGUAL, EN UNAS HORAS ESTOY VOLANDO A IBIZAAAAAAAAAAAAAAA!! :D


Santillana del Mar, 31 de agosto:
Señoras que me preguntan que si aquí en Santillana no tenemos un parque del estilo de Port Aventura para que se entretengan sus nietos.

Si señora si, a falta de uno, dos...

Unquera, 8 de septiembre:
Jóvena que me pregunta 5 VECES en la misma conversación si de verdad no tengo un mapa de Asturias. A ver bonita, si a la primera, la segunda, a la tercera y a la cuarta te digo que no...¿tu que crees que te voy a decir a la quinta?

Después ya cuando me ha dicho que ella no cree que la carretera que le indico para Potes sea la correcta sino que esta convencida que desde Unquera tiene que ir hacia Pechón para llegar, he decidido dejar de luchar y dejarme llevar por la corriente. :P

Unquera, 11 de septiembre:
Conversación con dos señores ingleses:

Señora: buenas tardes, el mercado de Unquera es los jueves, ¿verdad?
Yo: No, es los miércoles
S: Pero seguro que no es los jueves?
Yo: No señora, es mañana
S: Es que yo recuerdo que el año pasado era los jueves
Yo: No, era también los miércoles
S: Entonces el jueves no hay mercado?
.....

Acto seguido la buena mujer me cuenta que es que el año pasado había un señor que vendía alubias y queso y que las alubias les han salido muy buenas y quieren comprar más. Y la pregunta del millón ¿no sabrás tu donde vive para ir a comprarlas?

Si señora, yo conozco a todos los señores que ponen puestos en merados de Cantabria, y si me apura, en parte del extranjero también.


Santillana del Mar, 14 de septiembre:
¡SORPRESA! Parecía que el anecdotaario había terminado...pero NO!! Me persiguen los frikis locos o como va esto??

Señor que se planta con la maleta en la puerta de la oficina de Santaillana (la puerta estaba cerrada) y se queda más de un minuto parado delante mirándola como las vacas al tren. Señor que se decide a agarrar el pomo, empujar la puerta y entrar en la oficina. Señor que me dice "es que estaba esperando a que se abriese sola". 

Me lo voy a mirar...


Es un honor que mis comentarios hayan contribuido a amenizar vuestros días y jornadas laborales y que los hayáis disfrutado tanto como me habéis contado. Además con esta entrada inauguro una nueva sección en el blog, "de donde vienes...manzanas traigo" a la que intentaré aportar momentos graciosos y anecdóticos como estos así como mi curiosa y personal visión de otros asuntos y noticias que resulten cuando menos curiosos y dignos de mencionar.

Reinventarse o morir, y no perder la sonrisa y el sentido del humor nunca.

Va por vosotros. ;)