martes, 9 de octubre de 2012

¿Qué hacer cuando no tienes nada que hacer?

"Estoy en paro". Esta es una frase que por desgracia cada día escuchamos más en cualquier conversación y situación. Es una triste realidad que cada vez afecta a más y más personas en nuestro país. Y ya no solo es triste, sino que es dura también si tienes que pagar una hipoteca o cualquier otro tipo de "carga" mensual. Ya no digamos las familiares. La sensación de angustia e impotencia que te crea el no saber como llegar a fin de mes no se la deseo a nadie.

Pero también es lo que hay. No lo he buscado, como tampoco creo que lo hayan hecho tantas y tantas personas que están igual que yo. Otros habrá que si, como en todo, pero mejor pensar que con la que esta cayendo, esos son los menos.

Ante esta situación, que te guste o no es la que hay, tienes dos opciones: tirarte en el sofá y pasarte las horas y los días lamentándote por todo lo que no tienes o ponerte las pilas e intentar aprovechar el tiempo de la mejor manera posible. La opción sofá me tocó ayer, y realmente es bastante aburrida. 

Hoy elijo ponerme las pilas e intentar tirar "pa´lante". Y para eso creo que una de las mejores cosas que uno puede hacer, para afrontar estos días que parecen vacíos, es marcarse una serie de rutinas que nos obliguen a tener algo que hacer, a tener que madrugar y a tener que salir a la calle cada día para no perder la costumbre y los buenos hábitos. Las opciones de cosas que hacer son variadas. 

Buscar empleo. Sin duda la principal para salir de esta situación. Es lo primero que hago por las mañanas. Me siento delante del ordenador, café en mano, y me dedico a revisar portales de empleo, redes sociales, buscadores...y mandar todos los CV que pueda. Como el no ya lo tengo de antemano, suelo mandarlo a todo. Ahora mismo por desgracia no podemos elegir solamente aquello que se ajusta a nuestro perfil profesional. También son importantes todos los artículos que hay sobre empleo, entrevistas de trabajo y este tipo de temas, ya que nos pueden ayudar a centrar y mejorar nuestra búsqueda.

Se pueden buscar cursos. Es curiosos y paradójico, me acuerdo hace algunos años que el hecho de que te llamasen para hacer un curso del INEM era como una maldición, todos o casi todos buscábamos la forma de escaquearnos, y ahora estamos deseando que nos llamen para ocupar las horas libres. Pero tampoco tenemos que esperar a que suene el teléfono. En las páginas web de los diferentes servicios de empleo, en el caso de Cantabria en Emplea Cantabria, se pueden encontrar listados de cursos dedicados a desempleados, empleados, autónomos...gratuitos y la verdad es que muchos de ellos bastante interesantes.

Hacer deporte. Si estás apuntado a un gimnasio, hay una gran variedad de clases y actividades que te pueden ayudar a organizar una rutina. Si no lo estas, organizarte una propia te va a ayudar a mantenerte ocupado. Comenzar a hacer deporte muchas veces nos cuesta, nos da pereza y nos provoca cansancio solo de pensarlo. Pero después, la sensación con la que vuelves a casa es tan gratificante y te carga tanto las pilas que merece la pena el intento.

Asistir a conferencias, seminarios, exposiciones... En todas o casi todas las ciudades se organizan diversas actividades abiertas al público en general. Charlas, proyecciones.. variadas propuestas que pueden resultar muy interesantes, y como dicen por ahí, de todo se aprende. Basta con echar un vistazo al periódico o a internet para elegir la opción que más nos guste y así también tener variedad en nuestro día a día.

Voluntariado. Existen muchos tipos de voluntariado a los que cualquiera puede acceder. Creo que la gente tiene una imagen un poco distorsionada de este tema en algunas ocasiones y merece la pena conocerlo y darle una oportunidad. No nos pagan, eso es cierto, pero mejor que estar tirado en casa sin hacer nada será estar activo y aunque no económicas, las compensaciones que se pueden recibir a cambio son enormes.

Estos son solo algunos ejemplos que se me ocurren así a bote pronto, pero seguro que hay muchas opciones más. Lo importante como digo es hacer algo que nos guste y nos reporte algún tipo de beneficio personal. Suena a tópico pero es la realidad, al final estos son dos días y hay que aprovecharlos de la mejor manera posible. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario