miércoles, 13 de junio de 2012

Yo quiero trabajar, ¿y tu?

Quiero trabajar. Es así de sencillo. Pero no no lo es tanto. Para nada. Es una utopía, una de esas que os nombraba ayer junto a los imposibles. Desgraciadamente hoy en día para mi y para muchas otras personas es así. 

Me considero una persona positiva en todos los ámbitos de mi vida. Y creo que lo soy. Pero hay días y días, como en todo. Y hay hay días en que te desesperas y desanimas y piensas que esto no va a mejorar. Son los menos, pero son. Y es que es duro tener muchísimas ganas de hacer cosas, ideas, proyectos, sueños... no se, mil cosas que te gustaría hacer y no puedes porque no tienes los medios para ellas. 

Todo tiene matices, y yo por una parte soy una afortunada. Yo de vez en cuando trabajo, me llaman cuando hago falta en alguna oficina de lo mío, que es el turismo. Este verano parece que lo tengo cubierto, soy afortunada. Pero es pan para hoy y hambre para mañana. En septiembre vuelvo a estar igual. Aunque es algo más de lo que puede decir una gran parte de la población de este país que como digo esta mucho peor que yo, de hecho hay gente que no tiene ni para comer, y ese desgraciadamente es un drama mucho peor que el mío. Por eso a veces también pienso que no puedo quejarme, que al menos yo pago mis facturas. Pero el derecho a pataleta algún día nos corresponde a todos, ¿no os parece?

Y después, vas a hacer alguna gestión o a comprar alguna cosa y te encuentras con gente que no entiendes como esta trabajando, sinceramente. Con esto no quiere decir que uno no se pueda quejar también por cosas del trabajo. Uno se puede quejar por cosas del trabajo cuando realiza el suyo de forma eficiente y esta sobrepasado por el estres, la acumulación de tareas, etc. Pero es que hay gente que se queja por hacer lo que tiene que hacer. Y a los que no tenemos, no por ganas, nada que hacer, eso nos da mucha rabia.

Pero como he dicho, yo hoy elijo ser positiva. Para adelante siempre, para atrás ni para coger impulso. Así que me postulo: busco trabajo y tengo ganas de trabajar. Tengo muchas ganas de trabajar.

De momento, mientras llega, me quedo con los chicos de Lori Meyers que siempre consiguen sacarme la sonrisa y ponerme de buen humor. A ver si a vosotros también, ¡feliz miércoles a todos!








1 comentario:

  1. yo también quiero!!
    eso si, no prometo no quejarme, que lo de madrugar no está programado en mi código genético.

    ResponderEliminar