viernes, 8 de junio de 2012

Diario de viaje: Vacaciones en Bali II

Después del inciso de ayer, vuelvo para seguir con el relato de mi viaje por la isla de Bali.

Me había quedado en la elección de destino. Ya teníamos claro donde queríamos ir, a partir de ese momento comenzaba la verdadera aventura: organizarlo todo.

Lo primero para oraganizar un viaje, ya sea a Bali o a cualquier otro lugar es, en mi opinión, definir como quieres que sea. Me refiero a si es un viaje de descanso, o quieres conocer cosas, practicar algún deporte... en base a ello podrás definir el resto: lugares concretos donde quedarte, hoteles, tipo de estancia y demás. En nuestro caso teníamos claro que nos apetecía ir para conocer un poco a fondo la isla todo lo que nos diera de si el tiempo que íbamos a pasar all; para tirarnos a tomar el sol ya tenemos las playas de Cantabria en verano, que son bien bonitas también. Vamos por partes:

Alojamiento:
En Bali hay una oferta hotelera enorme, que se ajusta a todas las exigencias y a todos los bolsillos. Si ya tienes claro como quieres que sea tu estancia, te queda por definir la zona en la que alojarte.


La primera opción que nos dieron en la agencia fue un hotel en Nusa Dua, al sur de la isla. Es una zona nueva, eminentemente turística en la que se encuentran los hoteles de mayor categoría de las grandes cadenas hoteleras internacionales. No está demasiado lejos (no creo que llegue a 15 km.) del aeropuerto de Denpasar, al que llegan los vuelos internacionales, por lo que eso no es un problema. Aunque tenía muy buena pinta, al estar tan al sur no nos encajaba del todo en nuestra idea de movernos para recorrer y visitar lo máximo posible. A pesar de no ser una isla muy grande, ya que vienen a ser unos 150 kms. de norte a sur y alrededor de 80 de este a oeste, las carreteras son muy malas, y en llegar de un lado a otro puedes tardar bastante más de lo que te imaginas. Y más. Si además la idea es ir visitando lugares, en mi opinión no compensa la distancia. Así que en lugar de eso, optamos por hacer varias estancias diferentes. 2 noches en Jimbaran, 3 noches en Ubud y las 3 últimas en Seminyak fue nuestra elección. Como ya he dicho antes, existe una amplísima oferta hotelera en la isla. Finalmente y después de hacer un master hotelero de la zona en la red, estas fueron nuestras tres elecciones:

-JIMBARAN: Abi Bali Un poco apartado del centro, pero el hotel esta muy bien. Como lo queriamos para movernos por la zona no le dimos tanta importancia a la ubicación.

-UBUDBarong Resort and Spa/ En el centro de Ubud, en la calle Monkey Forest que es la que está llena de hotelitos, tiendas y restaurantes. A medio camino entre el bosque de los monos y el mercado de Ubud. Muy bonito. La habitación un poco más pequeñan que en el anterior, pero allí en general las habitaciones son muy grandes siempre, así que esta fenomenal. El tipo de habitción más normal, que es en la que estuvimos nosotras tiene terracita individual, así que aunque no sea una villa esta muy independiente y el desayuno puedes pedir que lo sirvan allí en lugar de tener que ir al comedor. La verdad es que estuvimos muy a gusto. Además en esta calle y cerquita del hotel esta el Cafe Wayan, muy recomendable para cenar o comer.

-SEMINYAK: Villa Lumbung No esta precisamente en el centro, pero con lo que cuestan allí los taxis, tampoco supone un problema. Además tiene una piscina estupenda y el servicio esta bastante bien. Se puede elegir entre habitaciones normales o bungalows, y cualquiera de las dos opciones esta muy bien. Es un 4* y de precios, el bungalow nos salió por 50€ la noche las dos más o menos.  

Una vez que el vuelo y el hotel están reservados y el viaje cada vez más cerca, toca centrarse en temas burocráticos y ese tipo de cosas.

Para ir a Bali es necesario pasaporte con una vigencia mínima de meses. También es necesario un visado, que se puede sacar allí al llegar. Es posible obtenerlo antes de viajar, pero a pesar de que allí en el aeropuerto a veces toca hacer cola y esperar un poco, va bastante rápido y te evitas líos de papeleos y embajadas a larga distancia. Hay que pagar por el. A la llegada son 25$, y te dan dos papelitos que hay que guardar hasta la el día de salida, en el que también hay que abonar 150.000 rupias. Ojo, estos precios son de octubre de 2011, si vais en cualquier otro momento comprobarlo por si acaso.

Las vacunas. Para Bali no hay ninguna obligatoria, pero si recomiendan la de la hepatitis A por el tema del agua. Yo me puse la conjunta de hepatitis A y B más por precaución que por otra cosa, pero lo que digo, no es necesario. 

Dinero. La rupia indonesia se compra directamente allí, hay locales de cambio de divisas por todas partes. Dependiendo de como estén las monedas en el momento de ir, se pueden llevar € o $. Ya digo que depende. En nuestro caso, la  mayor parte del dinero lo llevamos en euros y unos pocos dolares por si acaso. Una vez allí, nos salieron mejor al cambio los euros. Eso si, al menos conviene llevar los 25$ que cuesta el visado para evitar problemas en el aeropuerto. 
Para cambiar a rupias, como digo, hay multitud de sitios por la calle. Conviene comparar porque a veces varía muchísimo de unos a otros. Hay algunos con pinta de más oficiales que te dan un resguardo que tienes que firmar y por nuestra experiencia, generalmente son los mejores en cuanto al tipo de cambio. Si tenéis un smartphone, os podéis descargar alguna aplicación de cambio de divisas que ayuda con las conversiones y que además suele dar el precio del cambio diario.

Creo que esas son las cosas más importantes que hay que tener en cuenta antes de comenzar el viaje, además de por supuesto, mirar e investigar y leer sobre todo lo que hay que visitar y conocer por allí. Pero como no quiero aburriros mucho hoy, eso os lo cuento en el próximo capítulo. Se trata de que me sigáis leyendo, no de espantaros a la primera de cambio, jejejeje.

¡Buen fin de semana a todos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario